Fundación Tutelar Aragonesa Luis de Azúa

Fundación Tutelar Aragonesa Luis de Azúa

NUESTRO OBJETIVO

  • Desarrollar la labor asistencial y de asesoramiento jurídico a las familias de las personas con discapacidad intelectual, así como a profesionales del sector de la discapacidad.
  • Promover la modificación judicial de la capacidad de obrar de las personas con discapacidad intelectual que no puedan gobernarse por sí mismos y administrar sus bienes.
  • Promover, gestionar y ejecutar, cuando preciso fuera, las tutelas, curatelas y otras funciones derivadas de instituciones jurídicas para la protección de las personas con discapacidad intelectual, de sus intereses y de su patrimonio.
  • Promover la constitución, perfeccionamiento y desarrollo de toda clase de actividades, servicios, previsión y, en general, cualquier otra iniciativa que directamente contribuya al cumplimiento del fin general de la Fundación.
  • Procurar a la persona tutelada, una vivienda acorde con su capacidad de autonomía o un servicio residencial.
  • Proporcionar a la persona tutelada una actividad ocupacional, según las posibilidades de cada uno.
  • Labor de sensibilización, integración y normalización social.

NUESTRAS ACTIVIDADES

  • Asesorar a profesionales y familias del entorno de la discapacidad, así como sensibilizar al resto de la sociedad
  • Gestionar las tutelas, curatelas y otras figuras jurídicas que nos hayan sido encomendadas
  • Apoyar y proteger a las personas con discapacidad en todos los ámbitos que necesiten
  • Proporcionar a las personas tuteladas actividades de ocio y tiempo libre acordes a sus capacidades
  • Promover encuentros y actividades entre las personas tuteladas y los voluntarios tutelares
  • Procurar a cada persona tutelada una vivienda y una ocupación acorde a sus necesidades
  • Acompañar a las personas tuteladas a las gestiones de su vida diaria y compras de ropa y objetos personales, así como a las citas y pruebas médicas que precisen

NUESTR@S VOLUNTARI@S

La Fundación Tutelar Aragonesa Luis de Azúa cuenta con un Voluntariado Tutelar “1 a 1”. Los Voluntarios y Voluntarias Tutelares participan activamente en la misión de la Fundación, mediante el establecimiento de una relación personal e individualizada con cada persona con discapacidad intelectual o del desarrollo. Las actuaciones de la persona voluntaria están encaminadas a potenciar las capacidades y el bienestar emocional de la persona tutelada, teniendo presente siempre el respeto a la dignidad y un compromiso ético y solidario. Las actividades concretas de este voluntariado tutelar son por lo general de ocio y tiempo libre, aunque también llevan consigo un seguimiento cercano y una relación individualizada. Contamos con 14 voluntarios tutelares y otros 12 voluntarios que acuden de manera más esporádica a las actividades propuestas de ocio y tiempo libre.